elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

domingo, 8 de marzo de 2015

Infartos, accidentes, inoculación de cáncer, falta de donantes de riñones: cómo es la estrategia K para silenciar a la prensa independiente











Un gobierno sumergido en hechos de corrupción, cada vez más volcado a las operaciones de inteligencia, capaz de matar a un fiscal y hacerlo pasar por un suicidio bastante creíble está, sin duda, dispuesto a todo para sostenerse en un poder que ya le es esquivo. Por eso resultan muy sospechosos los recientes problemas de salud, que incluso han causado la muerte, de varios de los miembros del periodismo independiente que día a día intentan saltar el cerco informativo para mostrarnos la verdad. Según pudimos saber, los principales responsables de dirigir los destinos de esta Patria no serían inocentes de los múltiples infartos, accidentes viales, cánceres y falta de donantes de riñones que han afectado a estos servidores públicos, y ya se habla de que el gobierno "no haría nada para impedirlos". La estrategia K para silenciar a la prensa independiente consistiría en dejarlos morir, "aún de muerte natural, si fuera necesario", tal cual adelantó el subsecretario de un área clave que comparte pasillo con el despacho presidencial. "Un gobierno que, en retirada continúa con sus maniobras, capaz de llevar al país al más límpido de los progresos con tal de impedirnos ganar las elecciones, merece ser denunciado y encarcelado", aseguró el asesor de campaña de uno de los principales candidatos. Al parecer, un seleccionado grupo de La Cámpora entrenado en Cuba y en el Medio Oriente en las últimas técnicas de manipulación de la salud ajena, sería el responsable de estos dolorosos atentados que, sin duda, suma al gobierno una cantidad de delitos de lesa humanidad por los que deberá enfrentar a la Justicia sin posibilidad de prescripción, acusado por los fiscales que representan al pueblo. Los K van por todo y, antes de irse, quieren dejar el país regado con los cadáveres de estos mártires de la verdad. Y no debemos permitirlo.