elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

domingo, 27 de septiembre de 2015

Baragiola anuncia: "Renuncio a los honores de la Comisión de Derechos Humanos, pero no a los curros de la Comisión de Obras"

"De la Comisión de Obras no me bajo
ni a palos", dijo Vilma
La concejal Vilma Baragiola anunció su renuncia a la Comisión de Derechos Humanos, en apoyo al candidato de la coalición Cambiemos, Carlos Fernando Arroyo, acusado de tener actitudes de apología a la dictadura y de efectuar declaraciones xenófobas en perjuicio de la comunidad boliviana. Precisamente, el pasado viernes, la comisión de DDHH iba a sesionar en las instalaciones del Centro de Residentes Bolivianos de Mar del Plata, y la excandidata a intendente no habría estado de acuerdo con esa medida. "Renuncio a los honores de la Comisión de Derechos Humanos", dijo "pero no a los curros de la Comisión de Obras, que es la gallina de los huevos de oro", aseguró. La renuncia de Baragiola a la Comisión de DDHH fue acompañada por la del concejal Hernán Alcolea, y diversos politólogos ya evalúan en qué medida la República ha resultado dañada con las dimisiones de estos dos estadistas. La concejal sostuvo que "Si quieren que con la Comisión de Obras nos reunamos en el Colegio de Arquitectos o en el Centro de Constructores, que les llevemos masas finas, que les hagamos ordenanzas a su medida, ningún problema. Ustedes saben que yo no tengo inconveniente para reunirme y pedir cosas, pero irnos hasta el culo del mundo para juntarnos con los bolitas ¡ni en pedo!". Consultada sobre si estas afirmaciones no la iban a perfilar de la mejor manera para los venidos de Bolivia, Vilma planteó: "No me votan los marplatenses, ¿querés que me voten estos indocumentados? ¡por favor!". Baragiola sostuvo que su inclusión en la Comisión de Derechos Humanos era "un asunto estratégico", ya que de esa manera "vigilaba que estos bolivianos, que trabajan en las obras en construcción, estén bien de salud y no pretendan cobrar indemnizaciones por accidentes laborales a las nobles empresas constructoras de la ciudad que les dan trabajo en vez de denunciarlos a Migraciones". Vilma se definió como una mujer "que vive con el casco puesto" para votar todas las excepciones que las empresas constructoras precisen para terminar de hacer mierda esta ciudad, pero que las chicanas políticas "la cansaron" y ya no quiere defender los derechos de quienes a veces no parecen humanos.