elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

viernes, 26 de agosto de 2011

Mirtha Legrand desmiente a Felipe Pigna: "Con Cornelio Saavedra sólo nos dimos un apretón de manos", aseguró.

mirtha legrand saavedra
Visiblemente disgustada, la diva de los almuerzos encaró a la prensa anoche, tras visitar los ensayos de la obra teatral que protagonizará su nieta, y desmintió los dichos de Felipe Pigna, que sostuvo que había tenido un romance con Cornelio Saavedra, presidente de la Primera Junta de Gobierno. "-Con Cornelio Saavedra sólo nos dimos un apretón de manos. Además, ustedes saben que a mí no me gustan los bolivianos-", aunque justificó: "-Una cosa es voltearse a un señor como Cornelio Saavedra, un procer que ha salido en el Billiken, en Anteojito, y en tantas publicaciones serias, y otra muy distinta, es darle bomba a Massera, un señor que salía en la revista Gente-", acotó. El historiador Felipe Pigna dio a conocer un documento hallado recientemente, firmado por Guadalupe Cuenca, esposa de Mariano Moreno, que recorría oficinas buscando noticias sobre la aún desconocida suerte corrida por su marido. El documento relata textualmente: "Entrado que hube al despacho del señor Presidente de la Xunta de Gobierno, halléme frente al Sr. Saavedra echado de espaldas sobre su escritorio con sus zonas privadas al aire y en disposición venérea, sus prendas desperdigadas por los suelos y al tiempo que la señorita Legrand, desprovista de vestimenta alguna,  le practicaba un fogoso pete, fruto del cual los líquidos y humores de Saavedra se esparcían por el rostro de la joven, la cual exigía, en la medida que su disposición bucal le permitía, la presencia de un artista que la retratara en esas lides. Saavedra, algo sorprendido al verme,  recompúsose prontamente e invitó: Señora de Moreno ¡deje allí sus vestidos y súmese, que aquí hay suficiente leche para apagar este fuego!. Simulé no escuchar la sugerencia, aunque la señorita Legrand insistía a los gritos con pedir mi retiro del lugar. Referí a Saavedra la inquietud que originó mi apersonamiento allí y marché, como si nada hubiera visto..." Mirtha Legrand desmintió este escrito  afirmando que "-Moreno era un jacobino que se oponía al señor Saavedra. No sería raro que su esposa optara por difamarlo de esa manera. Además, Moreno le daba matraca a Mariquita Sánchez de Thompson, que al lado mío era un bagayo, y no era rubia por dentro, como yo-", al tiempo que no descartó el inicio de acciones legales al historiador Pigna. "-De todos modos, el Sr. Saavedra era un hombre probo, un militar como este país necesita, no como Belgrano. Si te acostás con Belgrano, te dan por Vilcapugio y por Ayohúma-", remarcó "la Chiqui". Un nuevo debate que se abre sobre la azarosa historia argentina.