elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

sábado, 27 de septiembre de 2014

El preso experto en la terapia alternativa conocida como "limpieza de cólon" ya espera a Girat en Batán: "Tenemos todo un equipo terapéutico listo para atenderlo"

Girat preso en Batán
Reconstrucción: Si bien su desarrollo es sumamente
hermético, así sería la terapéutica sanadora
Porque en plena oscuridad hay una posibilidad de redención. Tras una enmienda tan vergonzosa como la sentencia misma, finalmente Marcelo Girat no gozará de la prisión domiciliaria e irá directamente a la cárcel. Pero tal vez allí no le esperen días tan aciagos. Y es que el preso experto en la terapia alternativa conocida como limpieza de cólon, practicada por las mas famosas estrellas de Hollywood, se encuentra dispuesto a transmitirle a Girat esta milenaria técnica sanadora que esparce amor en aquel que la recibe y para que pueda lograr expulsar de su cuerpo el mismísimo mal a través de la exploración colónica. Quién no recuerda la triste historia de Angel "El Poto" Ferrante, aquel joven rollizo, casi adolescente que una madrugada de julio de 1998 mató de varias cuchilladas a su pareja, el entonces ascendente y mediático coiffeur Christian Ríos Saralegui, cuyo cuerpo ensangrentado apareció en el departamento que ambos compartían, detrás de la peluquería. No fue fácil para las autoridades encontrar al "Poto" Ferrante, que huyó durante varios días hasta ser atrapado tras un temeroso raíd delictivo que incluyó a varias localidades vecinas. Condenado a 26 largos años de prisión, Ferrante decidió que los muros no iban a detener su alma, y en prisión modeló su cuerpo regordete hasta transformarse en ese robusto hombre cuya figura recuerda a la de los llamados patovicas. Ferrante decidió retomar su profesión de terapeuta alternativo para ayudar a los demás presos practicando la milenaria técnica denominada "limpieza de cólon" o "terapia de exploración y liberación colónica", pero las autoridades del penal no le permitieron ingresar el instrumental necesario para su práctica. Es así que Ferrante desarrolló una técnica secreta única en el mundo, que prescinde de instrumento alguno y logra los mismos efectos. La terapéutica desarrollada por Ferrante es motivo de estudio en los principales centros de salud del mundo. La robusta figura de quien alguna vez fuera un cruel asesino contrasta con el amor que prodiga a sus compañeros de prisión y de a poco, logró transmitir estos saberes ocultos a cada vez mas internos. La fama de "El Poto" comenzó a circular de penal en penal, y en varias ocasiones el juez que atiende su causa le permitió visitar otras cárceles para llevar su amor incondicional por la humanidad a quienes viven en la oscuridad de sus culpas y sus pecados. Con el tiempo Poto Ferrante logró formar verdaderos equipos terapéuticos que reciben a los nuevos internos a los que convencen de recibir la sanación. Guardiacárceles y personal penitenciario en general destacan el preciso momento en que un interno recibe la curación vital que prodiga Poto Ferrante y sus compañeros terapeutas. Lo describen como un característico grito profundo, pero ahogado y liberador de parte del paciente. Según pudo saberse, dada la gravedad de los delitos cometidos por Girat, Ferrante lo acompañará durante todo el fin de semana para comenzar un tratamiento intensivo, de modo que el lunes por la mañana Girat ya haya comenzado su camino de liberación. Como ocurre siempre en estos casos, la habitual modestia del Poto hace que se reste todo protagonismo personal, y prefiere que los internos entrenados por él mismo en este arte de curar participen activamente en el tratamiento. Tal vez en este mismo momento Girat esté recibiendo las primeras curaciones, tal vez ya se haya escuchado su grito liberador. Lo cierto es que ese hombre, El Poto Ferrante, con su amor por el otro, le ofrece a un cruel violador una oportunidad única de hallar la salvación para un alma atormentada. Catorce años de condena tiene Girat por delante. Esperemos que, gracias a Ferrante, pueda hallar la paz en su alma.