elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

domingo, 7 de noviembre de 2010

Un festival intenta lograr que el tema "Garota de Ipanema" se cante sin utilizar una guitarra pequeña ni entrecerrar los ojos sonriendo como un pelotudo

Uno de los participantes: no lo logró
Entre las tantas ofertas culturales que semana tras semana ofrece nuestra ciudad, se llevó a cabo este fin de semana el festival MardeNema 2010, en la sala Melanie del Complejo Roxy-RadioCity. El espectáculo es, a la vez, un recital y un certámen de habilidades musicales que intenta que al menos un cantante en el mundo logre cantar el tema Garota de Ipanema, sin utilizar una guitarra mas pequeña de lo normal ni, a la vez, entrecerrar los ojos y sonreir pelotudamente con sus versos. Las inmortales palabras de Antonio Carlos Jobim junto a la música de Vinícius de Moraes fueron interpretadas en innumerables versiones por los artistas mas variados, pero ninguno pudo sucumbir a la tentación de hacerlo como si estuviera inmerso en un Valhalla de pelotudez. "-Eso desmerece la letra- opinó Jobim poco antes de morir -está bien que la compusimos en un total estado de embriaguez, pero la letra no merece ese trato, y es una afrenta a la cultura de nuestro país-". El show-certamen se realizó durante el sábado y el domingo pasados, y no arrojó ganadores. Más allá de que todos portaron una guitarra relativamente pequeña, que los hacía encorvar exageradamente sobre el instrumento, ninguno pudo pasar del verso que dice "Num doce balanço caminho do mar." sin sonreir como un pelotudo. "-Se trata de describir a una mujer, no de pensar que te está haciendo un pete-", gritaba Edison Eirala Da Silva Nascimento, organizador y manager del evento, que gira por 37 países del mundo. "-¿No pueden cantarla como si fuera "Nueva Roma", de los Redondos?-", se preguntaba. "-Siempre lo canté así, para mi, la bossa nova es así. Tendré que replantearme la vida-", se quejaba Mario Castiñeira, uno de los participantes. Un hecho confuso se generó cuando el Intendente Pulti pasó por el concierto a saludar a los participantes argentinos y al sonreir fue inmediatamente descalificado. Pero el entredicho se resolvió rápidamente y Pulti prometió iniciar las gestiones para lograr el hermanamiento con la Ciudad de Ipanema. "-Con el apoyo de nuestros hermanos brasileños, los marplatenses vamos a lograr no sonreir como pelotudos al cantar este tema tan emblemático-" , finalizó.