elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

jueves, 7 de julio de 2011

Los propietarios de los bares de Alem, alarmados ante la disminución de un 50% de la concurrencia a sus locales avisan: "Si seguimos así, vamos a tener que dejar entrar a los negros, a los feos, a los gordos, o a los que son las tres cosas juntas"

 Propietarios de bares de Alem se mostraron preocupados por la disminución de alrededor de un 50 % en la concurrencia de jóvenes a sus locales a partir de la vigencia del tope horario y de lo que consideran una "persecución municipal". Advirtieron que, de seguir así, van a tener que dejar entrar "a los negros, a los gordos, a los feos o a los que son las tres cosas juntas", lo cual pondría en serio riesgo el sano balance étnico de la ciudad. Juan Rodríguez, empresario del sector, manifestó a El Corunio la importancia de dar marcha atrás con la medida, y que "-De alguna manera somos depositarios de la seguridad de nuestros adolescentes, al menos mientras se están emborrachando en nuestros locales. De modo que, si permitimos el ingreso a los negros, los feos, los gordos y los que son las tres cosas juntas para equilibrar nuestras cuentas, no pretendan que nos hagamos cargo de los asaltos que sin duda se van a producir a nuestros tradicionales clientes-", sostuvo. "-Hoy en día, los padres están seguros de que sus hijas marplatenses, descendientes de italianos del norte, nórdicos, alemanes o simplemente familias tradicionales,  van a conocer en nuestros bares a chicos sanos de la misma procedencia ¿qué van a hacer esos padres cuando a sus hijas se las garchen estos negros cumbieros, estos gordos tomadores de kerosene, estos feos o estos que son las tres o cuatro cosas juntas?-" y agregó: "-Está en riesgo el balance étnico de la ciudad. Esas chicas pueden dar a luz espantosos híbridos euro-cabezas que sin duda van a optar por no ir a la escuela, no trabajar y esperar que el gobierno montonero les pague la asignación, que sólo alcanza para ir a boliches bailanteros-". Sin embargo, aún no se ha podido prever si la desenfrenada presencia en los bares de Alem del accionar vandálico de los negros, los feos, los gordos y los que son las tres cosas juntas, provocará pedidos de aumento de sueldo por parte del Sindicato de Patovicas y Apretadores de Lugares Públicos, lo cual desencadenaría una crisis terminal en el sector.