elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

jueves, 7 de julio de 2011

Confían en que al final de la Copa América la Selección Argentina volverá a ser "esa eterna promesa del fútbol mundial"

Decepciòn. Messi se retira del campo de juego.
(Por Isquio Tibial, especial desde Santa Fe para El Corunio)
Tras el partido con Colombia, comentaristas internacionales estiman que lo mejor que puede hacer la selección argentina de fútbol para volver a ser tenida en cuenta como un temido referente del fútbol mundial y candidata a comerse a los chicos crudos en el próximo torneo internacional, es evitar jugar todo torneo internacional, como también oscuros amistosos contra las selecciones de Burundi o de la Provincia China de Qinghai. En el mismo sentido, consideran que para que Messi sea el goleador que todos esperamos, un verdadero asesino serial del área, debe regresar a su puesto en el Barcelona. Lobbystas del ambiente del fútbol sostienen que todo un año de incesante trabajo de marketing y de posicionamiento por parte de los sponsors, con la consiguiente inversión de dinero, no puede ser tirado a la basura simplemente porque a la AFA se le haya ocurrido hacer jugar al equipo. "-No es necesario someter la pasión del hincha, el talento futbolístico, el esquema táctico y nuestra cuantiosa inversión al dudoso juicio de tener que jugar al fútbol en una cancha -sostiene Alberto Velasco, gerente de marketing de Coca-Cola- Para eso están nuestras publicidades, en las que uno de nuestros campeones se prepara para patear un tiro libre en una cancha oscura con un primer plano de su mirada fija en el arco y sudor sobre su frente y, tras hacer el gol, se refresca con una de nuestras bebidas-", explicó. Los analistas sostienen que de esa manera se elimina la tensión de tener que elegir entre buenos o malos jugadores para poder tener la libertad de elegirlos según la simpatía que, sobre algunos futbolistas, los mismos sponsors contribuyen a instalar. Así  podrán integrar el equipo figuras de la talla de Burdisso, Zanetti, Gago y Cambiasso, cuando no un Mascherano, o alguien que ocupa el banco de un desconocido equipo de un país del este europeo, algún retirado o que el técnico sea el mismo Batista.