elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

sábado, 8 de octubre de 2011

La agenda inmediata frente a los turistas incautos: Cómo hacer que una ciudad que se cae a pedazos, manejada por un multimedios mentiroso, un puñado de empresarios genuflexos y coimeros -cuando no mafiosos- que cree que es su feudo privado, con un intendente pusilánime que muestra como propias obras hechas por Scioli o Cristina, una oposición que sueña con cumplir el mismo rol que el intendente, los peores colectivos del mundo, donde se escapan los menores detenidos en Batán, se incendia el predio de residuos, con precios turísticos mentirosos, en cuyas playas más caras el agua no es potable y la napa está contaminada como el mar en la zona norte, y no se avisó que había alerta meteorológico para que vengan igualmente, sea nuevamente el éxito de esos quince días de enero a los que se llama "verano"

No hay una Mar del Plata doce meses, pero tal vez Mar del Plata esté cerca de alcanzar las doce de la noche, y como a toda Cenicienta, los oropeles se le desvanezcan. Y mientras algunos dan una versión, siempre es bueno indagar sobre otra opinión, porque estamos hartos del silencio, el mensaje único y de los que luchan contra los que ofrecen un mensaje único para poder dar otro mensaje único. En pleno alerta meteorológico no anunciado sino hasta después del arribo de los turistas, vemos los baches, el eterno maquillaje de las zonas que frecuentan los visitantes, el desempleo récord, la gestión que no se ve ni es interés de la gente, las obras que se anuncian y no se terminan, las obras innecesarias que se exhiben como logros, los "inversores" que se pasean en ojotas por nuestro living, frotándose las manos pensando cuánto podrán sacar de nuestras propiedades, una ciudad que se cae a pedazos en cualquier momento, invisibilizada por el multimedio  y sus estúpidos animadores que cobran parte de sus sueldos gracias al apoyo que su patrón hace a la trata de personas y muestran la eterna vuelta olímpica de un intendente falsamente exitoso y agarrado a su democrático cargo con cinta scotch pero sostenido al comercio político férreamente por el lobby y los personeros de los manejos extraños. Tal vez no es un temporal el de este sàbado, sino la nube de pedos en la que vivimos, que ya cubrió la superficie. Por eso, desde El Corunio nos vemos obligados a decir nuestra verdad: a todos esos incautos turistas que hoy deben hacer uso exagerado de sus reservas hoteleras, ya que no pueden salir ni a la puerta, decimos: ¡Esta ciudad apesta! El olor de las harineras de pescado clandestinas del puerto es perfume francés al lado del mal olor que sale de sus estamentos políticos. Funcionarios que no se acercan a la gente a la que se supone representan, pero que día tras día se inclinan con el culo hacia adelante -diciendo que defienden a esa gente a la que ignoran- frente a cualquier ferretero de billetera y bragueta abultada. Las playas del sur a las que tantos turistas concurrirán este fin de semana a reservar sus carísimas carpas ¡no tienen agua potable!, y la que tienen, proviene de napas contaminadas por, entre otras cosas, "juguitos" del colapsado basurero municipal y glifosato con que fumigan la soja de los campos de los alrededores, muchas veces propiedad de los mismos empresarios mafiosos a los que ya nos referimos  ¿van a colocar ustedes sus dineros en un lugar así? Podrán pensar que no les importa, que sólo están de paso, pero ese pensamiento es una complicidad más, y como en aquella película, el tiburón que todos crearon, algún día va a aparecer por las playas y ya será tarde para ocultar su existencia. Así que, señores turistas, reflexionen y dejen sus dineros en lugares donde al menos no resulten cómplices de sostener un esquema de cosas muy , pero muy injusto para todos.