elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

jueves, 5 de junio de 2014

Un estudio afirma que si los concejales marplatenses fueran tan elocuentes en el recinto como en los medios, Vilma Baragiola ya estaría en Guantánamo

Vilma Baragiola
Contrastes: Vilma, entre el oprobio y la gloria, según de qué lado de las puertas del HCD se hable
Un estudio de la Universidad del Litoral Oceánico realizado durante la semana pasada, determinó que si los concejales marplatenses mostraran en el recinto el mismo arrojo que ostentan en los medios de la ciudad, la presidenta del cuerpo, Vilma Baragiola, filmada junto a dos de sus colaboradores pidiendo una "colaboración" a Eva Moyano, estaría pasando sus días, al menos, en la cárcel de Guantánamo. Según la casa de estudios, los concejales se muestran "extremadamente prudentes" puertas adentro del Concejo Deliberante, pero esa actitud no se corresponde con la exhibida en los medios y hasta en los pasillos del órgano legislativo municipal. "Dentro del edificio comunal, reina el anovarismo generalizado, es decir, la falta de huevos, junto a la incontinencia anal que provoca el tema y la dilación generalizada", asegura la investigación. Mientras que, en los medios de la ciudad, "abundan los que, cuchillo entre los dientes, venas hinchadas, ojos desorbitados y sudor en la frente, demandan la renuncia, deposición, abdicación y hasta azotamiento en plaza pública de la presidenta del cuerpo". "Si esta conducta se verificara en el interior del recinto -continúa el informe- Vilma Baragiola estaría hoy pudriendo sus huesos en la peor mazmorra de la cárcel de Guantánamo en vez de andar bailando salsa por las oficinas". El estudio advierte que "Ni Acción Marplatense por miedo a que aparezcan videos con Pulti o sus funcionarios en actitudes parecidas, ni el Frente para la Victoria, capaz de descolgar el cuadro de Videla, pero dejarla puesta a Vilma, ni los otros partidos, que temen perder votos y alimentar la polarización entre los dos partidos principales, han concretado nada desde la calle Hipólito Yrigoyen hacia adentro". Finalmente, la investigación intenta abordar posibles soluciones: "Es de esperar que entre todos encuentren la posibilidad de camuflar por medio de esa herramienta llamada 'consenso', la forma de diluir la discusión y seguir adelante como si nada, yendo todos juntos, blandiendo pesadas mazas a derrumbar el chalet de Santa Fe y Falucho, injusto causante de este malentendido", afirma la Universidad.