elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

lunes, 8 de octubre de 2018

La historia del funcionario argentino que gasta miles de dólares en cirugías para parecerse a "Woody", de "Toy Story"

Si bien el resultado puede parecer un poco fuerte a la vista, no podemos dudar que el parecido es extraordinario
La obsesión de algunas personas por personajes de ficción parece no tener límites. Es el caso de un funcionario del actual gobierno argentino, que ha decidido ser idéntico al muñeco "Woody", de la clásica franquicia de Disney y Pixar "Toy Story".
Se trata de Javier Iguacel, el joven Secretario de Energía del presidente Macri. Fuentes cercanas a su cartera afirman que lleva gastados unos 80 mil dólares en parecerse al popular muñeco.
Cuando Javier era un joven estudiante y vio la primera parte de Toy Story, se sintió fascinado por el simpático Sheriff Woody. Desde entonces comenzó a intentar parecerse al personaje. "Estaba deslumbrado. Al principio sólo me vestía como él, pero al tiempo comencé a hacerme intervenciones quirúrgicas: para afinar mi nariz, para trabajar mis cejas, para redondear mis ojos. Gasté una fortuna en cirugías, pero creo que lo logré", aseguró en una reciente entrevista.
La transformación de Iguacel, más conocido mundialmente como "El Woody humano", no sólo incluye cirugías en el rostro, implantes de plástico en pómulos y maxilares, sino también, la ablación de costillas para que su torso luzca recto como el del muñeco Woody. "Me someto a sesiones de un tipo especial de Pilates para que mis brazos y piernas tomen ese tono flojo y parecido al del trapo", indicó hace poco.
Iguacel comentó que sigue efectuándose cambios actualmente, inyectándose bótox y haciéndose implantes menores, que en sus labores cotidianas viste normalmente, aunque en la tranquilidad de su hogar, se pone el sombrero de cowboy, la camisa a cuadros, el chaleco de cuero de vaca y el jean, y así se maneja por su barrio, y que su actual responsabilidad como funcionario no le quita tiempo para parecerse aún más a Woody.
La transformación es tan asombrosa que al parecer, Disney-Pixar lo incluirían en la próxima película de la saga, haciendo un cameo con su admirado personaje.
¿Ustedes qué opinan, está bien o está mal que un funcionario público quiera parecerse a un popular personaje animado? Escuchamos sus opiniones.