elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

miércoles, 2 de marzo de 2011

Bonifatti concurre a la inauguración del ciclo lectivo ¡Y no lo dejan salir!

Una equívoca situación se suscitó el lunes pasado cuando la comitiva encabezada por el intendente municipal Gustavo Pulti procedió a inaugurar el ciclo lectivo en el Jardín de Infantes Municipal Nº4, de la localidad de Batán. Una nutrida concurrencia de padres, los propios alumnos y una gran cantidad de funcionarios municipales hacían que el lugar se vea atestado, a punto tal que el personal docente se mantenía muy alerta a fin de que ningún niño pudiera perderse, escabullirse o resultar dañado por alguna circunstancia, sobretodo cuando había niños a los que las maestras aún desconocían por iniciar el jardín ese día. El intendente expresó algunas palabras de bienvenida al año escolar y luego de los saludos de ocasión, los funcionarios se dirigieron a las puertas del establecimiento para retirarse. Fue en ese momento en que una de las maestras impidió la salida de Santiago Bonifatti, el Secretario de la Oficina de Descentralización de la Comuna aduciendo que "-Este nene no debe retirarse. Debe ir a clase-".  Al tiempo que urgía al funcionario a que ingresara en su aula. La insólita situación, advertida por otros funcionarios que concurrieron en apoyo de Bonifatti fue creciendo en su intensidad, ya que a la maestra se le sumaron otras compañeras y hasta el personal de dirección del establecimiento. Es así que se produjeron gritos y una situación verdaderamente tensa, con Bonifatti arreado por las maestras a la salita de tres, instado a cumplir con los reglamentarios 180 días de clase. El propio Intendente Pulti se ofreció para firmar el cuaderno del jardín haciéndose cargo de retirar a Santiaguito, que a esta altura lloraba en un rincón. Pero la no constancia de ser pariente del supuesto niño impidió este acto. La confusión continuó su reinado durante eternos quince o veinte minutos. Finalmente, la madre del funcionario debió hacerse presente en el jardín y firmar el acta de retiro cuando el resto de la comitiva ya inauguraba otros ciclos lectivos. Bonifatti, que esperó a su madre todo el tiempo en la dirección del jardín comiéndose un turrón Misky que le regaló una maestra, prometió no volver a concurrir a escuela alguna.