elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

viernes, 11 de julio de 2014

La clase media, dividida: "Si bien queremos que gane Argentina, estaríamos felices si la Copa quedara en manos de un país serio, sin corrupción, que no arroja papeles a la calle y que se sobrepuso al nazismo para practicarlo en esa velada y eficaz forma que a nadie molesta"

clase media argentina en el mundial
"Nos lo contó un amigo que el hermano vivió allá", dicen los hinchas
La clase media argentina, que con inusitados esfuerzos logró invadir Brasil durante 45 días se enfrenta al dilema de su existencia. Esa clase media que estuvo con la selección, que palpitó cada minuto y cada gol, que sufrió con los penales de Romero, que llegó a Brasil tras largos viajes en autos, en micros, a bicicleta o a dedo, que se amontonó en sórdidos departamentos cariocas, que realizó sacrificios como no declarar las cuentas con los dólares que le permitirían este supremo esfuerzo por la selección, se debate entre dos formas de vida igualmente queridas: la improvisación latina, el pálpito, la conjetura, la burla a la carencia para obtener resultados inciertos, o la rigidez teutona, el mundo previsible, recto, mecanizado que sólo obtiene buenos resultados. Esos dos mundos, el que tenemos y no queremos reconocer como propio y el que anhelamos pero que no logramos concretar porque siempre "hay gente que no quiere a su país" , se enfrentan el próximo domingo. "Estamos divididos en los sentimientos", nos dice uno de nuestros hinchas, "en realidad, nos dividió Cristina, que se junta con Evo Morales y con Maduro en vez de con los grandes líderes mundiales como Merkel, que ya tiene todo resuelto ¿qué quieren inventar?", aseguró. "En Alemania, en Alemania", nos dice otro hincha que pugna por responder "...si te afanás la fábrica de billetes ¿sabés lo que te pasa? ¡Cárcel de por vida, señor!, y no les vayas con garantismos, ni apelaciones ¡cárcel común!, como le pasó a Helmut Kohl...¡No!, a Sark Ossie...¿cómo era? Ya me voy a acordar...", mientras que otro compatriota acota: "Además de que allà, la fábrica de billetes es toda robotizada y no entra una persona hace años, no como nosotros", remarcó. "Nosotras queremos que gane Argentina, porque es nuestro país", interviene una señora, "pero ¿no te parece también justo que al Mundial lo ganen los que hacen mejor las cosas, que salieron de dos guerras, que en la calle no ves un papelito tirado? yo tengo al mejor amigo de mi hijo que vive en Lautarenn, o en Rotembergo, por ahí, y me contó que un conocido tiró un papelito en la calle y vino la policía y lo llevó preso una semana. Al mes, le llegó la factura para que pague los honorarios del empleado que recogió el papelito. Eso es orden", dijo. Mientras que otro hincha, casi cincuentón, reconoce: "son un poco nazis, es cierto, pero lo justo ¿vistes?. Ellos ahora no están con eso de que hay que matar judios, homosexuales o gitanos, sino que prefieren alcanzar la perfección física para demostrarles a esos tipos lo soretes que son. Andá a hacer eso en la Argentina, y te vienen los derechos humanos", argumentó. Mientras que un indignado con peluca celeste y blanca, vociferaba: "A nosotros por venir acá a hacer el aguante, nos rompe el culo la AFIP ¿cómo te creés que llegaron los hinchas alemanes?", se preguntaba: "¡Allá el gobierno les paga el pasaje para que vengan! Ellos son mas vivos que nosotros y promocionan la imagen de Alemania en el mundo. Me lo contó un amigo argentino que vive allá y vino de esa manera a Brasil, no te estoy mintiendo, un país milenario!!!" Lo cierto es que aparentemente, este lunes, los aeropuertos, terminales y rutas argentinas verán llegar compatriotas que, de todas maneras, volverán contentos, ávidos de leer la solicitada de los fondos buitres.