elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

lunes, 4 de agosto de 2014

A confesión de partes...


De entre todas las licencias que se tomó en los últimos tiempos, aparentemente una era trucha. Vilma Baragiola no deja de sorprendernos con su extraña honestidad. De acuerdo a un informe de 0223.com.ar (leelo acá: http://bit.ly/1o8z5zl) la Presidenta del Concejo Deliberante es la poseedora de una de las 450 licencias truchas de Belmonte. Si bien Vilma aún no efectuó declaraciones a la prensa, habría dicho a sus allegados que se trataba de una conspiración mas para apartarla de su segura victoria electoral del año próximo, y que sin duda "la licencia está editada". Pero en una nota para un sitio que no es de la ciudad, InformeReservado.net que citamos arriba, (leelo en: http://bit.ly/1omTkEs) Baragiola cancherea con su honestidad y admite que "Hay gente con Alzheimer, que le falta un brazo, que no sabe manejar y que le han dado el registro de conducir". No sabemos cuáles de esas condiciones registra Baragiola o si suma todas, pero ahora el Concejo Deliberante estaría impulsando la creación de una nueva comisión de investigación de las truchadas de Vilma, y se le pediría a la candidata que blanquee todos los demás ilícitos en los que esté involucrada. Mientras Baragiola planearía despedir nuevamente a Tony Constantino, concejales que comparten jornadas laborales con Vilma destacan que "esas picardías" no son mas que los consejos de los asesores de campaña en el sentido de que se pueda acercarse aún mas a la forma de ser del marplatense promedio "No sería raro que la vean manejando en contramano o afanándose el cable", afirmaron. La obtención de una licencia trucha sería una doble imprudencia de parte de alguien que ha estado cerca de serios incidentes de tránsito: el padre de sus hijos chocó a un ciclista que, como consecuencia de los golpes falleció. Ella misma, tras la victoria electoral del año pasado, protagonizó un confuso choque en la Autovía 2 a la altura de Chascomús en el que iba de acompañante y que nunca fue explicado adecuadamente. Como sea, Mar del Plata se debate por estas horas entre Baracoima y Baratrucha. Un dolor de estómago más para la concejal de la UCR.