elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

lunes, 11 de agosto de 2014

El asesinato del titular de la DAIA abre el debate sobre lo fácil que es pegarle cuatro tiros a reconocidos dirigentes garcas de la ciudad

florencio aldrey iglesias el corunio
La sorprendente noticia de la muerte del titular de la Sociedad Unión Israelita Marplatense, -delegación de la DAIA- Benjamín Schujman a manos de un empleado de su estancia que luego se suicidó, ha generado un verdadero estado de zozobra entre los encumbrados dirigentes de la ciudad. Durante todo el día de hoy, dolidos mensajes llegaron a la familia de Schujman, de quien se dijo que poseía la virtud de ser un dirigente tan garca como cualquiera de la ciudad, pero sin la notoriedad y la exposición de otros de su misma calaña. "No le gustaban los flashes. Prefería la efectividad del trabajo silencioso", aseguró un allegado. "Hay empleados que son muy malintencionados", nos aseguró un empresario agropecuario, "creen que porque uno les paga poco y no les hace los aportes durante treinta años a cambio de casa y comida, tienen derechos", destacó. En tal sentido, Julio Schlosser, presidente de la DAIA, recordó al extinto y dijo que "hemos perdido a un incansable trabajador por la memoria de la shoá, aunque no por la memoria de lo que le debía a sus empleados". Reconocidos integrantes del garquismo local expresaron su preocupación por la facilidad con la que el empleado de Schujman habría accedido a su patrón para dispararle cuatro balazos: "Nos sentimos desprotegidos", aseguró un dirigente que pidió reserva, "el que haya correspondencia entre lo que hacemos y la persona a la que se lo hacemos nos quita la libertad para desarrollar nuestra labor", "Estamos todos locos. El mundo está muy violento", expresó otro dirigente: "no puede ser que por no hacerle los aportes, ni quererle reconocer todos los años trabajados y las comisiones por las ventas, un loco le pegue cuatro tiros. ¿adónde hemos llegado?", y agregó: "Es como romper las reglas: si te tocó ser pobre, no tener campos y ser un empleado esclavo, bancatelá, no te descargues con aquel que luchó para que puedas seguir con tu situación", remarcó.