elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

miércoles, 10 de febrero de 2016

Tras dos meses de mandato y cinco años como concejal, el intendente Arroyo aún no presentó su declaración jurada, reclamada por la ordenanza 13914

Al cumplirse hoy dos meses de su mandato, el intendente Carlos Fernando Arroyo continúa sin presentar su declaración jurada. La situación es un poco más grave si se tiene en cuenta que durante los 5 años que actuó en el Honorable Concejo Deliberante, el actual intendente tampoco presentó declaración jurada alguna, y que su partido se inscribe en las normas de "transparencia y austeridad", ajenas, claro.
Con sólo ingresar a la página http://www.mardelplata.gob.ar/Contenido/transparencia-en-la-gestion-publica, podremos ver en el apartado correspondiente, el sector donde debe ir su declaración jurada figura vacío.
Pero no todas son malas noticias: ya son 29 los funcionarios de su gestión que han hecho lo propio, a diferencia de los apenas 13 de hace un mes.
Sin embargo, el multifuncionario Emiliano Giri continúa sin presentar su DDJJ, como también Vilma Baragiola.
Tanto Arroyo como varios de sus funcionarios, incumplen la ordenanza 13914, promulgada en marzo de 2001 y que establece: "la obligatoriedad por parte del Departamento Ejecutivo de publicitar las Declaraciones Juradas Patrimoniales por Internet en las páginas oficiales de dicho Departamento y del Honorable Concejo Deliberante, de los funcionarios municipales desde Director inclusive y jerarquías superiores, incluyendo Subsecretarios, Secretarios, Intendente y Concejales, así también como todos los empleados de la administración municipal cuyo cargo implique manejo de fondos, custodia o gestión de bienes".
Arroyo parece empecinado en no querer presentar este importante documento, ni siquiera en una de esas versiones "light" que suelen presentar todos los funcionarios.
Por ahora, seguimos sin saber con qué bienes contaba Arroyo antes de asumir, por lo cual, nunca sabremos si los bienes que posea cuando se retire de la función pública serán fruto de su esfuerzo de años o de una avivada más.