elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

martes, 14 de junio de 2011

Odisea de Andrés Cosmai: lo secuestran y lo obligan a vestirse bien

Ya no más: Cosmai vestido para el orto. Una imagen
que acaso ya no veremos.
La inseguridad dio otro golpe, y esta vez a nuestra  colonia artística. En la mañana de hoy, el querido Andrés Cosmai fue asaltado al salir de su vivienda y los delincuentes lo llevaron a recorrer comercios donde venden ropa de buen gusto, según aseguró a El Corunio una fuente policial. De acuerdo a la información, en el día de hoy muy temprano, cuando aún era de noche, Andrés Cosmai salía de su domicilio de Saavedra y Paunero a bordo de su automóvil rumbo a sus obligaciones radiales. En esa ocasión fue sorprendido por dos malvivientes que se habían parapetado entre las plantas del sector, aunque el conductor no descarta que haya habido un tercer delincuente haciendo "de campana". Inmediatamente, Andrés fue ingresado nuevamente a su vivienda, donde su Volkswagen Amarok fue cargada con diversos objetos personales. En minutos, equipos electrónicos, objetos de arte, enseres hogareños, prolongadores peneanos y la colección completa de la revista Penthouse del querido conductor, junto a otros objetos fruto de su sacrificio quedaron en manos de los delincuentes. Pero cuando uno de los malvivientes comenzó a revisar el vestidor de Cosmai, y encontró trajes blancos combinados con camisas negras y corbatas plateadas, blazers con monogramas, o chombas azules con franjas horizontales rojas con guardas blancas, chombas amarillo patito de hilo peruano, pantalones color caqui, zungas, un disfraz de conejita y otras prendas, entró en cólera y allí Andrés temió por su vida. Los delincuentes lo subieron a la camioneta y lo llevaron a recorrer comercios donde se vende ropa de buen gusto, y le hicieron gastar miles de pesos en prendas de exquisita combinación de colores. Finalmente, el conductor fue abandonado en la esquina de la radio donde a diario cumple su función, junto a las bolsas de todo lo que le habían hecho comprar y tan bien vestido con un traje azul oscuro de corte italiano, camisa blanca sin corbata y zapatos acharolados al tono, que le costó hacer creer a sus compañeros que había sido asaltado. No corrieron igual suerte los asaltantes. Uno de los comerciantes a cuyo comercio ingresaron junto a Andrés haciéndose pasar por amigos, sospechó al comprobar el buen gusto de la vestimenta que el querido locutor solicitaba y llamó a la policía. Los delincuentes fueron apresados en Ruta 88 km 17, 5 a bordo de la Amarok de Cosmai y todos los objetos fueron recuperados.