elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

lunes, 7 de noviembre de 2011

El festival de cine entregó un Record Guinness para un marplatense: ¡Logra resistir diez minutos sin dormirse con una película serbia!

Carostide: todo felicidad
Adolfo Carostide es marplatense, y desde ayer, un nuevo orgullo para esta ciudad que lo vio nacer hace 29 septiembres. Carostide resistió diez minutos  y dieciseis segundos sin dormirse al ver la película serbia "Lo que haré", del director Vladislav Rodkov. Carostide es un cinéfilo habitué de estos festivales, y que ya ha probado suerte con esta película: en el último Festival de Hamburgo logró el segundo puesto al resistir  5 minutos con 52 segundos, mientras que el monegasco André Rennalotte se alzó con la victoria con sus 7 minutos y 12 segundos. "-Me entreno diariamente -confiesa Adolfo- mucho café, mucho ejercicio, fitness para párpados, todo lo necesario para poder afrontar el compromiso sin dormirme. Estoy lejos de marcas como la de del colombiano Gianni Valtierra, en 1976, que resistió quince minutos a 'La sonrisa de mamá', una verdadera hazaña, pero creo que voy por el buen camino-" La película "Lo que haré" narra, de acuerdo a su director, ya que nadie aún la pudo ver completa,  la dura vida de un padre serbio que pierde su empleo en una planta de faena de pescado en el ámbito rural de la ciudad de Flästaag en la fría estepa vlatisvana, al tiempo que su pequeño hijo comienza la escuela primaria en el pueblo. Cada mañana el niño se levanta, lava sus dientes, desayuna junto a su deprimido padre y marcha a la escuela. Al regreso, luego de pastar las ovejas que les permiten obtener algo para comer, entra en la humilde vivienda y dice: "No sé lo que haré" y luego calla hasta el día siguente. Cada día de cada año, el niño repite esta rutina, mientras el padre, que no logra reinsertarse laboralmente, cae en el alcohol, intenta suicidarse varias veces y compra productos de Sprayette. El niño siempre regresa, cierra la puerta y expresa: "No sé lo que haré". Finalmente, el día en que el pequeño termina la escuela primaria, realiza sus quehaceres cotidianos y sin festejo alguno, entra a la casa y dice: "Ya sé lo que haré". Su padre, retorcido en su cama, entre los vahos del alcohol y los discos de Arjona atina a preguntarle: "¿Qué harás, hijo?". Y el niño, tras unos minutos de reflexión, contesta: "Iré a la secundaria", tras lo cual, toma su mochila y marcha rumbo a la ciudad mas cercana. La película -dicen- finaliza allí, retratando la difícil vida rural de un pueblo serbio. Carostide, que esta vez fue local, venció a figuras como el uruguayo Abel Pinti y la sueca Ingber Maargres, que no pasaron de los cuatro minutos, aunque parece que en el próximo festival, deberá vérselas con el portorriqueño Michael Bolívar, que llegó al minuto 9 con 30 segundos en una exhibición privada de la misma película en Miami, y aunque las apuestas lo dan como favorito, nunca se sabe. Un choque de titanes con final abierto y que nos mantendrá en vilo a todos.