elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

sábado, 30 de noviembre de 2013

La muerte de Ricardo Fort hace resurgir la eterna reflexión acerca de porqué los millonarios hijos de puta viven menos que los millonarios hijos de mil putas

La repentina muerte del mediático millonario Ricardo Fort, heredero de la fortuna de la reconocida fábrica de golosinas, desató una interminable serie de comentarios en cuanto medio nos pudiera dar alcance. Su juventud -45 años- y sus ampulosas demostraciones de desenfreno consumista: autos, viajes y derroche de dinero, no fueron, en definitiva, mas que de una obscena inocuidad al lado de las demostraciones de otros magmates menos notorios, pero mas perjudiciales. Y es allí donde resurgió la reconocida reflexión que cuestiona a la divinidad o al destino acerca de la injusticia cósmica según la cual los millonarios hijos de puta no logran vivir mas que los millonarios hijos de mil putas, los cuales tienen la potestad de despedir gente, burlar la ley sacando chapa de "astuto del condado" y arruinar vidas desde un evidente odio hacia esta ciudad. El mundo está lleno de millonarios hijos de mil putas, porque los millonarios hijos de puta se van -aparentemente- antes. "Tal millonario hijo de puta", se decía en el barrio, "era tan hijo de puta, que el Diablo lo llamó a su lado antes, mientras que al otro, que es hijo de mil putas, ahí lo tenés, vivito y coleando" También "Hierba pésima, nunca muere", diría una sabia anciana. Desde El Corunio nos solidarizamos con los periodistas de El Atlántico, que hoy tienen que pasar por este trance ingrato, y esperamos minuciosidad de parte de quienes defienden los intereses de los trabajadores de prensa.