elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

domingo, 1 de diciembre de 2013

Los nuevos dueños del Diario El Atlántico aseguran que las fuentes de trabajo de los cinco trabajadores remanentes “no corren peligro”, aunque lamentaron las quejas de esos cuatro trabajadores. De todas maneras, está abierto el diálogo con los tres trabajadores a fin de que ambos trabajadores entiendan de que con un solo trabajador sería imposible realizar el sueño de “sacar adelante al diario” y deberán cerrarlo definitivamente

La nueva sociedad propietaria del legendario diario El Atlántico de nuestra ciudad, encabezada por el garcoempresario Néstor Otero, dio a conocer hoy un comunicado ante las versiones que sostenían que los cinco empleados remanentes del diario "no contaban con  las condiciones laborales óptimas" como para poder desarrollar sus tareas normalmente. La nueva empresa aseguró la continuidad de las cinco fuentes laborales, aunque lamentó la disconformidad de esos cuatro trabajadores, de modo que abrió un canal de diálogo para poder establecer el necesario diálogo con los tres trabajadores a fin de que ambos trabajadores comprendan de que con un solo trabajador, el sueño de "sacar adelante el diario" se tornaría imposible y deberían cerrarlo definitivamente, con el consiguiente perjuicio a los cinco trabajadores. El diario El Atlántico fue extrañamente vendido a una sociedad integrada por quien es concesionario de la ferroautomotora y de la terminal de Retiro, y al cual se sindica como "testaferro" del propietario del diario La Capital, Florencio Aldrey. Parte de sus trabajadores fueron persuadidos de encarar el camino de la jubilación. Otros, destinados a un sitio denominado "Crónica de la costa" y cinco trabajadores restantes fueron seleccionados para continuar en la edición del diario bajo los nuevos propietarios. Llama la atención el "Modo Ceratti" que los políticos de la ciudad han mostrado ante este tema. No obstante, el comunicado de la flamante empresa parece aventar los rumores acerca de cierta inacción o desatención del gremio de prensa ante la situación generada, y que comprar un diario a través de una empresa sospechada de testaferrismo, dejar en la calle a muchos de sus trabajadores y generar condiciones de trabajo desfavorables para los que quedan, a los que se les traslada el sacrificio de mantener con vida un medio y la carga de los errores de propietarios anteriores contribuye a generar las condiciones necesarias para velar por las fuentes laborales de los trabajadores de prensa de la ciudad.