elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

sábado, 9 de junio de 2012

Cacerolero disiente con sus compañeros de lucha, y quiere que la Argentina se transforme en Cuba o Venezuela "cuanto antes", porque "con este frío es imposible cacerolear"

Martín y una multitud, caceroleando
en Baradero
Un joven cacerolero de Barrio Norte se animó ayer a plantear una severa divergencia con sus compañeros de garcomilitancia al manifestar que la Argentina debería transformarse en Cuba "cuanto antes", porque no se puede cacerolear cagado de frío. Desde las redes sociales, Martín Garcorrechea contó que "harto de cagarse de frío en los cacerolazos", marchó como todos los años a las playas de Cuba, desde donde seguirá la lucha, caceroleando desde aquellos paradisíacos lugares. "-Vine a seguir luchando contra la diktadura, para que la yegua se vaya de una buena vez y no nos transformemos en la Unión Soviética, con un trapo rojo como bandera, pero ¡basta de frío!, que la Argentina se transforme en Cuba ya mismo!-", dice Martín desde su iPhone comprado en Garbarino en 24 cuotas sin interés. "-Concuerdo con muchos compagarcas que este país -por Cuba- vive en una dictadura, pero tenemos mucho que aprender de este sistema. Fijate lo que es esta pobreza digna -dice, mientras toma sol con un whisky en la mano, un habano en la otra y mientras una mulata le hace un pete- en Buenos Aires, un pete así te sale 50 dólares, un afano al que además le tenés que agregar la inflación de un 40% mensual. Acá, con 10 pesos cubanos, te lo hacen de lujo, y te dejan la chota limpita y brillosa, ¿entendés?. Es triste ver esta realidad social tan, pero tan dura. Y por 50 dólares ¿que te digo?, esta negra se deja hacer el orto ella, la madre, el marido y el hermanito. No puede haber tanta exclusión, pero entienden como funciona el turismo. No como nosotros, que encima, a estos les daríamos un subsidio para que se queden en su casa y no hagan nada, y no sepan lo que es la dignidad del trabajo. Pero en lo que es el clima, me cansé de cagarme de frío en Callao y Santa Fe-", confesó. "-Agradezco a Montagne, Toni Sailer, Volkl, Spyder, y todas esas marcas de camperas para gente bien que nos apoyan en esas noches de cacerolas, pero la revolución la podemos seguir aquí, con calorcito-", dice Martín, mientras azota a la mulata por unas monedas.