elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

viernes, 8 de junio de 2012

Desazón: sin rastros del avión desaparecido sobre el Río de la Plata. Ahora esperan la aparición de objetos flotando: asientos, restos de fuselaje o alguno de los miles de dólares que iban a abastecer a los caceroleros

Sobre llovido, avión desaparecido. Las cuadrillas de rescate que peinan palmo a palmo el Río de la Plata no han logrado aún hallar rastro alguno del avión desaparecido sobre el gran charco. Los rescatistas, expertos en las búsquedas del helicóptero desaparecido en enero de 2011, los Pomar, María CashJorge Julio López y la Dra. Giubileo, no podían ocultar hoy su desazón y sólo esperaban a que el tiempo transcurrido logre hacer que algunos objetos del avión, en caso de que haya caído sobre el espejo de agua afloren, y así poder tener mayores precisiones. La expectativa entonces está en poder divisar en el extenso río algún asiento, restos de fuselaje o de algún motor, o alguno de los miles de dólares que traían para vender a los caceroleros. Una gran cantidad de hogares de Barrio Norte, Palermo, Belgrano, Caballito y otras comarcas chetas se sumieron en un profundo silencio esta mañana, en un marcado contraste con la sonoridad de las cacerolas de anoche, al comprender que aquel oro verde, ese vital elemento, no llegaría a sus manos. "-Yo los había pagado uno por uno, y era para poder hacer frente a la cuota del Audi. El Estado debería hacerse cargo, dejar de dar subsidios a gente que desde ya se conforma con un choripán y la coca, y atender a quienes trabajamos todos los días y pagamos nuestros impuestos-", nos dijo Belén, una vecina de Callao y Quintana. Mientras que algunos vecinos especulaban con la versión que sostenía que "el piloto venía mandando mensajes de texto o habría sufrido algún infarto en el aire", voceros de la empresa propietaria de la aeronave anunciaron que, ni bien aparezcan los restos de la máquina, se abocarán a buscar la caja negra y develar qué fue lo que ocurrió. Pero desde los caceroleros les hicieron saber que verían con mayor agrado que antes buscaran la caja verde.