elcorunio.com.ar
ElCorunio | Noticias de Mar del Plata

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

lunes, 18 de marzo de 2013

Analistas creen que la elección de Francisco como Papa, traerá a la Argentina el ansiado clima de diálogo y entendimiento entre golpistas católicos y golpistas de otras religiones

La irrupción de Bergoglio a la silla pontificia ha causado una conmoción entre los sectores conservadores que creen que el nuevo Papa habrá de influir en forma positiva en la ansiada renuncia de la infame viuda y de las otras dictaduras latinoamericanas. Es así que no son pocos los analistas políticos que sostienen que la austeridad, el espíritu de diálogo, la búsqueda de la conciliación y la sencillez del nuevo pontífice contribuirá favorablemente a crear las condiciones necesarias que generen los imprescindibles espacios de diálogo y encuentro entre los tradicionales golpistas católicos y los dispersos golpistas que siguen otros cultos o que directamente no pertenecen a ninguno. En tal sentido, Francisco sería una prenda de unidad que por un cierto período logre dejar de lado las diferencias religiosas para encarar en paz, unión y hermanamiento de argentinos, los senderos que lleven a los ciudadanos de bien a lograr derrocar a la yegua e instaurar un gobierno que lleve al frente esa bandera de austeridad que, como tal, permita negar mejoras a los pobres, mientras evita stalinistas controles que hacen que la evasión impositiva y el negreo de dólares de los ricos se transforme en los capitales suficientes para que, generando la confianza suficiente, seguramente se reinviertan a fin de generar trabajo, y nuevas evasiones y negreos. Asimismo, los analistas recuerdan que no es antidemocrático pretender algo que desea la mayoría de los argentinos, si se exceptúa de esta mayoría a todos esos millones de habitantes a los que el pancho, la coca y las netbook mantienen en la prisión del voto populista y que seguramente serán rescatados cuando logren comprender que no tiene sentido pretender una vida que de ninguna manera merecen. En tal sentido, Bergoglio traería al país la paz que amordaza esas tensiones que contribuyen en ahondar las divisiones entre los argentinos, según sostienen quienes realizaron el análisis.