elcorunio.com.ar
elcorunio.com.ar

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

jueves, 21 de mayo de 2020

Infectólogos pronostican que el aislamiento terminará el día en que, sin darnos cuenta, la indignación por el número de días en cuarentena importe más que la cantidad de muertos por la pandemia

https://bit.ly/2LHUqAK
La familia unida, como debe ser. Si nadie vino de China o de por ahí, no hay nada que temer
La cuarentena ya es historia pasada. Finalmente, el pueblo le pudo demostrar a este gobierno comunista que no hay nada más fuerte que su voluntad y que países más avanzados que el nuestro, como Brasil o algunos lugares de Canadá, han tenido un mejor manejo de la crisis y sinceraron la cantidad necesaria de muertos sin maquillar una situación que, de todos modos, es dramática de por sí. Porque mucho más grave que morirse de coronavirus, es salvarse de morir de coronavirus y andar por la vida sin merecerla, porque esa persona debió haber muerto. Es una realidad que el covid-19 genera en una sociedad un cierto porcentaje de muertes, y no asumir esto, la sobreprotección, es enmascarar una situación y generar un número ficticio de personas vivas que no deberían estarlo. En definitiva, tratar de conmover con cifras a un pueblo que estaba preparado para más, es una falta de respeto.
Es por eso que los infectólogos a los que nadie escucha, además de todos esos otros expertos ninguneados, como tarotistas, preparadores físicos y mulberghers, aquellos que en silencio debieron apelar a los medios sensacionalistas para hacer oír su voz acallada en los más prestigiosos foros científicos del orbe, lograron hacerse oír y ahora pronostican con certeza que, pese a ser renovada indefinidamente, la cuarentena terminará el día en que, casi sin darnos cuenta, la indignación por la cantidad de días que llevemos aislados importará más que la cifra de muertos por coronavirus. Ese día habrá triunfado la libertad plena y despojada de premisas políticas. No debemos caer en el sensacionalismo de una cifra mortuoria. No es justo tirarse muertos entre uno y otro bando. Ya sabemos la cantidad de gente que muere de muchas otras cosas. Bueno, ahora se agregó una más y no es justo que el mundo deba frenar su desarrollo por eso. El coronavirus está entre nosotros, y cuando la cifra de muertos diaria salga perdida en un noticiero y no sepamos si es esa cifra, o la temperatura, o la deuda externa, le habremos ganado una nueva batalla a la opresión.
No hay comentarios. :

Publicar un comentario