elcorunio.com.ar
elcorunio.com.ar

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

jueves, 26 de marzo de 2020

Abel Pintos comienza a cantar desde su balcón y le responden: "-¡Callesé, señora!-"

La voz aguda, la pedorrez de sus canciones, un romanticismo que parece extemporáneo, le jugó una mala pasada a uno de nuestros artistas más queridos. Pasadas las 21 horas, el cantante Abel Pintos se asomó al balcón de su departamento del barrio de Palermo y comenzó a entonar sus más reconocidos temas. La temática melosa se apoderó del exiguo aire y luz de la calle Guise y muchos vecinos parecían disfrutar en silencio de este artista. Hasta que alguno que no se había percatado del momento que le había tocado vivir, menospreció al bueno de Abel al grito de "-¡Callesé, señora!-", a lo que se le agregó, segundos después: "-Mañana, los que seguimos laburando, nos levantamos temprano, que si no, ¡nadie trae un plato de comida a esta mesa!-" El cantante, más rápido que si se hubiera presentado el coronavirus en persona, se ocultó en el balcón, apagó las luces, desenchufó todo, bajó la persiana y se llamó a silencio. Uno de los que le gritaron dijo luego: "-Laburo todo el día en el tasi, no tengo la menor idea de quién es este muñeco, cuando lo escuché cantar, creí que era una de esas viejas a las que de jóvenes no le permitieron cantar y se creen que ahora van a grabar un disco. Entonces le grité con toda mis fuerzas. Ya bastante tenemos con el aislamiento como para hacerlo peor con este muchacho...¿cómo es que se llama? ¿Mabel Pintos?-" Fuentes consultadas informaron que Pintos se encuentra muy impresionado y trató de comunicarse con su asesor espiritual, quien por las lógicas circunstancias, no lo está atendiendo. Sus allegados dijeron que se encontraría "al borde" de una crisis de ansiedad.