elcorunio.com.ar
elcorunio.com.ar

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

sábado, 4 de abril de 2020

Reescribirán una escena de "El secreto de sus ojos", y ahora Francella dirá: "El tipo puede cambiar de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de dios, pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede dejar de ser un viejo hijo de puta que se agolpa en el banco el día de pago poniendo vidas en peligro cuando al menos una vez en su perra vida puede usar su tarjeta de débito"


El escritor Eduardo Sacheri anunció hoy que, ni bien terminada la cuarentena y en cuanto las actividades se reanuden, procederá a cambiar una escena de su novela "La pregunta de sus ojos", sobre la cual se basó la exitosa película "El secreto de sus ojos". El cambio obedece, según Sacheri, a lo que hoy considera un error en el razonamiento del personaje que en la película interpretó Guillermo Francella. Para Sacheri, una sociedad que no puede evitar que los jubilados, mes a mes, se hacinen en los bancos para cobrar su jubilación, haciendo peligrar vidas que se contagiarán con el virus, habiendo otras formas de afrontar pagos sin necesidad de efectivo y sin siquiera ejercer por un segundo el sentido común, revela que lo que escribió en su novela para el personaje, está equivocado. En exclusiva, tenemos el texto que gentilmente nos cedió Sacheri. En la escena, Darín encuentra a Francella, charlando con jubilados que esperan a la puerta de un banco a cobrar su jubilación. Tras algunos diálogos preliminares sobre el sujeto que están tratando de apresar, Francella le dirá al personaje que interpreta Ricardo Darín lo siguiente: "-¿Te das cuenta, Benjamín? El tipo puede cambiar de todo: De cara, de casa, de familia, de novia, de religión ¡de dios!, pero hay una cosa que no puede cambiar, Benjamín: no puede dejar de ser un viejo hijo de puta al que no le importa un cuerno poner en peligro cientos de vidas y se agolpa en el banco el día que pagan la jubilación aunque haya cuarentena y pueda usar su tarjeta de débito para sus gastos sin necesidad de ir al banco, aunque sea una sola vez en su vida de mierda...-" Para Sacheri, si todos pudimos dejar de lado nuestras actividades, si todos extrañamos a familiares y amigos a los que no vemos porque estamos en aislamiento, si pudimos suspender reuniones, muestras, cumpleaños, estrenos, trabajos, viajes, comidas y hasta el mismo fútbol para hacerle frente al coronavirus, y no se puede evitar que los jubilados vayan a cobrar todos juntos el día de pago, es porque esa es la verdadera pasión de los argentinos, más allá del fútbol, y "se hace imprescindible" cambiar la escena.