elcorunio.com.ar
elcorunio.com.ar

El Corunio

Mar del Plata,
La ciudad, hoy:

domingo, 12 de abril de 2020

Un pueblo del norte de Italia logra contener al coronavirus fingiéndose austríaco

https://bit.ly/3cdGNEE
Así, estos falsos austríacos recibieron al virus a la entrada del pueblo.
En medio del desastre sanitario que el coronavirus representa para Italia con una cantidad inédita de contagiados y muertos, un pequeño pueblo del norte del país anunció que logró contener el avance de la enfermedad fingiéndose austríaco. La historia comenzó cuando dos ancianos del pueblo de Acquaforte, cercano a la frontera con Austria y que solían jugar a los naipes en los bares locales, presentaron síntomas compatibles con el Covid. Ambos fueron internados con sendas infecciones pulmonares severas. De inmediato, todos aquellos que habían tenido contacto con los dos hombres en los últimos catorce días, fueron aislados. Las escuelas, las oficinas, los comercios fueron cerrados y el pueblo todo, vallado a la entrada de extraños. Mientras Italia ardía bajo las garras del coronavirus, Acquaforte lograba frenar, en parte, a la pandemia.
Pero allí se gestó un experimento mayor, que fue engañar al virus. Un grupo de vecinos que hablan fluidamente el alemán y conocen las tradiciones austríacas, se vistieron como si fueran un grupo folclórico tirolés y comenzaron a cantar antiguos sones regionales a la entrada del pueblo, y hay quienes afirman que alguno se animó a levantar un brazo y gritar "Heil". Al llegar el grueso del virus, lo que vieron las patitas oculares del covid no fue a la desguarnecida y fácil Italia, sino a la próspera y temida Austria, y prefirió no atacar. El virus se desvió en búsqueda de pueblos austríacos más grandes y Starkeswasser, como se rebautizó al pueblo quedó a salvo de momento.
Entre las personas aisladas de Acquaforte, cerca de la mitad desarrolló la enfermedad y fueron nuevamente aislados, y así sucesivamente hasta eliminar todos los casos. Todos en el pueblo visten indumentaria tirolesa y se fingen austríacos. El experimento planea ampliarse: "Si llegamos a tener nuevos casos, le vamos a cargar las cifras a Austria", aseguró el alcalde.